CICLISMO DE COSTA RICA SE LLENA DE PROEZAS Y ALCANZA SU EPOCA MAS GLORIOSA

San José. (Fanny Tayver Marín, Periódico La Nación de Costa Rica).- Desde la leyenda de Evangelista Chavarría en los años 50 a las hazañas de Andrey Amador en las carreras del Pro Tour, el ciclismo de Costa Rica siempre tuvo águilas solitarias que llevaron su reputación hasta la cima.  

Pero nunca hubo una época en la que se juntaran tantas buenas actuaciones como las que vivió este deporte en los últimos nueve meses, los cuales dieron a luz su era de mayor gloria.  

El subtítulo por equipos en el Tour de San Luis fue el corolario de un período en el que los amantes de este deporte disfrutaron del cuarto lugar de Andrey Amador en el Giro 2015, la medalla de plata de Josué González en el Panamericano de Guanajuato (México), los títulos de Román Villalobos y Joseph Chavarría en las vueltas de Guatemala y el Táchira, y la victoria de Paul Betancurt en una etapa de la Vuelta a Colombia.  

Cualquiera de esos logros por sí solo marca un hito en la historia de los pedales ticos, pero juntos confirman que el ciclismo nacional dio un salto de calidad y se proyecta para grandes cosas.  

Por resultados, ambición, talento y proyección, el ciclismo de Costa Rica vive su mejor etapa de todos los tiempos.