LA UCI ARCHIVA EL CASO FROOME: PODRÁ CORRER EL TOUR DE FRANCIA

MADRID. La Unión Ciclista Internacional ha emitido este lunes un comunicado para confirmar que se cierra la investigación del positivo por salbutamol de Chris Froome en la Vuelta a España 2017.

En la jornada del 7 de septiembre, en la 18ª etapa de la ronda española, una muestra recogida al ciclista británico contenía una concentración de salbutamol superior a la permitida. 300 días después de su positivo, la UCI ha resuelto que su caso no puede considerarse un positivo por dopaje, por lo que absuelve al líder del Sky.

A Froome se le notificó el resultado positivo el día 20 de septiembre de 2017, pero al ser una sustancia específica que no conllevaba suspensión temporal, el reglamento le permitió seguir compitiendo. Así lo hizo y el pasado 27 de mayo, sin que aún hubiera resolución, se coronaba en el Giro de Italia con una victoria en la general al que había que acompañar con un asterisco, que tras la resolución de este lunes se elimina. No obstante, este domingo se revelaba la intención del Tour, prueba de la que es cuatro veces campeón, de vetar a Froome si no había resolución. En el comunicado de la UCI se asegura que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) aceptaba el pasado 28 de junio que no se habían vulnerado las leyes antidopaje. No ha sido hasta este lunes 2 de julio cuando se ha hecho pública.   

Un caso que ha tenido en vilo al mundo del ciclismo por la tardanza en llegar a una conclusión. La UCI se explica: se habría preferido que el proceso se hubiera finalizado a principios de esta temporada, pero se "tenía que garantizar que Froome tuviera un proceso justo, como lo hubiera hecho con cualquier otro corredor, y que se emitiera la decisión correcta". El propio presidente de la UCI, David Lappartient, aseguró que tenía dudas de que el resultado se conociese antes del Tour.
La defensa de Froome

La defensa del ciclista británico había aportado numerosas pruebas (1.500 documentos) con toda la información apoyada por expertos. En la muestra recogida a Froome en la Vuelta, la cantidad excedía los 1.000 ng/ml (en realidad lo duplicaba), pero en el comunicado en el que se absuelve se asegura que el ciclista ha podido probar que ese resultado fue consecuencia de su uso permitido. A raíz de esta exposición, el 28 de junio la Agencia Mundial Antidopaje habría aceptado que, "basándose en hechos específicos del caso, las muestras de Froome no constituirían un resultado adverso", por lo que la UCI tomó la decisión de cerrar la investigación del caso de Froome.

Este lunes la AMA confirmó que no apelará ya que el resultado de la muestra de Froome no determina que inhalara una cantidad superior a la permitida. Además, no se pudo realizar un estudio farmacocinético al ser imposible recrear las condiciones que se dieron durante su participación en la Vuelta (enfermedad, uso de medicamentos, dosis de Salbutamol en el transcurso de varias semanas de competencia de alta intensidad...).

El británico, por tanto, logra retener el título de campeón de la Vuelta a España 2017, el bronce mundial de contrarreloj de Bergen y las dos etapas del Monte Zoncolan y Bradonecchia y la general del Giro de Italia 2018. Ahora, además, el Tour de Francia ya no tiene argumentos para no permitir su presencia y, poco después de conocerse la noticia, el director de la carrera Christian Prudhomme anunció en France Info que Froome correrá el Tour de Francia después de conocerse esta decisión. De este modo, el británico estará en la Vendée en la salida del próximo 7 de julio donde aspirará a su quinta victoria e igualar a los legendarios Anquetil, Hinault, Merckx e Indurain. (www.as.com)