LA VUELTA DE CHILE TUVO UNA POLÉMICA PRIMERA ETAPA CON TRES DESCALIFICACIONES

SANTIAGO. La primera etapa de la Vuelta Ciclista de Chile dejó la primera polémica de la prueba que se volvió a disputar luego de cinco años y que tuvo su punto de partida este miércoles en la Plaza de la Independencia de Concepción.

Todo aconteció cuando la prueba que concluyó en Chillán Viejo llevaba cerca de una hora de desarrollo y Carlos Riveros, Martín Westermayer y Jaime Marchant fueron sorprendidos afirmados de un vehículo, algo que está prohibido, razón por la que serán descalificados según explicó a Todo por el Deporte el comisario general de la competencia, el colombiano Carlos Arcila.

La primera etapa de la competencia fue para el puertomontino Adrián Alvarado del equipo Chile-España San Fernando que se impuso en los 116 kilómetros iniciales al terminar por delante de Patricio Baeza y Ricardo Hasbún que cerraron el podio.

"Muy contento, ya que hace cinco años no se hacía esta Vuelta y ser el primer líder es un gran triunfo. Esta victoria está dedicada a mi hija y mi familia que me apoya. Hay ciclistas más preparados que yo, pero se pudo dar la victoria", aseguró Alvarado.

Además, agregó que como sigue "se verá mañana (jueves) que tal se la carrera porque tampoco somos un equipo tan potentes como otros. Nuestro objetivo era pelear alguna etapa o malgún premio secundario como la meta montaña, pero traté de disputarla y los argentinos y colombianos van muy fuertes hacia arriba".

Este jueves se disputará la segunda etapa con un recorrido de más de 100 kilómetros que unirá Talca y Curicó, ademá de una contrarreloj por equipos (CRE) que se disputará en el Cerro Condel que contempla 9,4 kilómetros. (www.cooperativa.cl)