LISANDRA GUERRA REGRESA TRAS MATERNIDAD CON LA MIRA EN BARRANQUILLA

LA HABANA. La mejor ciclista cubana de la historia en pruebas de velocidad, Lisandra Guerra, regresó a los entrenamientos tras convertirse en madre, con el objetivo de llegar a los Juegos de Barranquilla-2018.

“Sí, estoy montando de nuevo porque quiero ir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla”, dijo Lisandra, de 30 años, en entrevista al semanario Trabajadores.

Multimedallista mundial y reina del ciclismo en Veracruz-2014, Lisandra no compite desde hace más de año y medio, pues tras los Juegos Olímpicos de Rio-2016 decidió hacerse su “mejor regalo”, su hijo Thiago.

“Me incorporé hace muy poco con un plan que diseñó mi entrenador Florencio Pérez. La idea es llegar en óptima forma y competir en la velocidad individual y por equipos (en Barranquilla), apuntó.

Sin embargo, dejó claro que “solo iré si me siento bien, pues soy la campeona vigente, con cuatro oros en Veracruz 2014 y dos récords, y mi prestigio tengo que cuidarlo”.

Casada con Luis Mario, miembro del equipo cubano de velas, la estelar pedalista de Colón (Matanzas) contó que planificaron la maternidad después de su actuación en Rio.

“Ser madre me ha permitido ser más sensible, amorosa y precavida”, comentó mientras posaba para una foto con su pequeño Thiago, que cumplirá un año el 14 de abril.

Con una larga carrera que comenzó a los 10 años de edad en su natal Colón, provincia de Matanas, Lisandra es una de las ciclistas cubanas más laureadas del continente.

En su expediente archiva cinco medallas en campeonatos mundiales en las modalidades de 500 metros contra reloj, velocidad y keirin, y más de dos decenas sumando Copas del Mundo, Juegos Panamericanos y Centroamericanos.

Es una de las pocas mujeres que ha logrado superar en varias ocasiones la barrera de los 34 segundos (33.036 segundos) en los 500 metros, modalidad donde fue campeona y recordista mundial. (Joel García / Radio Habana Cuba)